angiconsejos

Angiconsejos

¿Cómo cuidar tu garganta?

1 /

Evita cambios de temperatura

Nuestro sistema inmunológico se tiene que adaptar a estos cambios de temperatura y en esos momento los virus aprovechan para invadir nuestro organismo.

2 /

No grites ni fuerces las cuerdas vocales

Si tienes que hablar durante un tiempo prolongado, haz pequeños descansos que te permitan reposar la voz.

3 /

Bebe agua frecuentemente

Para suavizar la garganta. Nuestro cuerpo necesitar recuperar el equilibrio y mantenerse hidratado, por lo que es conveniente que bebas muchos líquidos.

4 /

No fumes y evita el humo del tabaco

Las sustancias del tabaco irritan la mucosa de la garganta, por lo que es aconsejable fumar lo menos posible o evitar los espacios cargados de humo.

5 /

Mantén una alimentación equilibrada

Seguir una dieta equilibrada te puede ayudar a prevenir infecciones, además de ayudarte a paliar las molestias en caso de que ya sea tarde.

6 /

Descansa

Cuando no se consigue dormir y descansar bien, o se sufre de insomnio, el cuerpo está alterado y hay una baja en el sistema inmunológico, por lo que tu cuerpo es más vulnerable.

Protege tu garganta en invierno

Si ya sufres dolor de garganta, te damos algunos consejos que te ayudarán a cuidarte.

Qué hacer

Qué evitar

Qué hacer

  • Los días de mucho frío o viento protege tu cuello con una bufanda.
  • Aunque sea invierno, no olvides beber abundante líquido.
  • Ventila las habitaciones para que se renueve el aire.
  • Come mucha fruta y verdura de la estación, sobre todo productos ricos en vitamina C.
  • Procura tener la calefacción a una temperatura entre 18 °C y 20 °C.
  • Haz gárgaras con agua tibia y sal, miel o limón.
  • Toma bebidas templadas con miel y limón.
  • Usa humidificador en habitaciones con ambiente muy seco.
  • Lávate las manos frecuentemente.
  • Si estás congestionado, despeja la nariz para no respirar por la boca.
image_1

Qué evitar

  • No tomes bebidas o alimentos fríos.
  • Evita los cambios bruscos de temperatura y las corrientes de aire frío.
  • El tabaco irrita y reseca la garganta.
  • Evita alzar la voz, hay que reposarla.
image_2

Tu garganta también protegida en verano

Si ya sufres dolor de garganta, te damos algunos consejos que te ayudarán a cuidarte.

Qué hacer

Qué evitar

Qué hacer

  • Hidrátate. Bebe al menos 2 litros de agua al día.
  • Come frutas de temporada, el melón y la sandía te ayudarán a hidratarte.
  • Haz una dieta rica en vitamina C favorecerá que tengas una garganta saludable.
  • Pon el aire acondicionado a una temperatura de entre 22 ºC y 24 ºC y cuanto menos lo utilices menos se te resecará la garganta.
  • Protégete la garganta cuando entres en lugares con aire acondicionado.
  • ¿Alérgico?, cumple el tratamiento que te ha indicado tu médico.
  • Un humificador puede ayudarte a mantener una adecuada humedad en el ambiente.
image_3

Qué evitar

  • No abuses de las bebidas muy frías y los helados, pueden irritarte la garganta.
  • Evita los cambios bruscos de temperatura y las corrientes de aire frío.
  • Procura no permanecer en lugares con polvo, humo o polen.
  • El tabaco irrita y reseca la garganta.
  • No te excedas con las bebidas alcohólicas y la cafeína ya que producen deshidratación.
image_4

Remedios caseros

Aunque nada reemplaza el medicamento prescrito por tu médico o farmacéutico, existen algunos remedios caseros que pueden ayudarte a reforzar el proceso de curación de tu dolor de garganta son:

1 /

Hacer gárgaras

agua con sal, agua y vinagre de manzana, agua y tomillo seco, etc.

2 /

Beber infusiones tibias

3 /

Tomar miel y limón

4 /

Aplicar una compresa de agua caliente en la garganta

¿Cuándo debes acudir al médico?

El dolor de garganta debería desaparecer en 3 días o una semana como máximo.

Sin embargo,
deberás acudir al médico si tienes:

  • Dolor insoportable.
  • Falta de respiración o sensación de ahogo.
  • Pus en la garganta (puntos blancos en las amígdalas).
  • Fiebre alta.
  • Ganglios dolorosos.
  • Erupción en la piel u otros síntomas.
  • Sangre en la saliva.
  • Dolor de oído.
image_5